Ir al contenido principal

Entradas

Etiquetas

Mostrar más

Destacados

Ella quiere ser una película de terror

Cuando se estrena una película de género, una gran película de género, nos olvidamos, a veces, de que, sobre todo y en primer lugar, estamos ante una gran película. Pensemos en El resplandor. Gran película de terror, sí, pero antes que nada es una gran película. Punto. Aunque también existen otras intenciones. La vocación confesa de Déjame salir es la de ser una muy buena película de género, y lo consigue. Modesta, de corto alcance (luego vuelvo sobre esto, que dicho así parece condescendiente), con pocas pretensiones, compacta y cumplidora: así es la ópera prima de Jordan Peele. Prometedor.
He leído que el discurso antirracista está presente en todo momento, que estamos ante una obra política. No estoy de acuerdo (por mucho que la intención del director sea esa y por mucho que el final alternativo orientase la película hacia esa lectura). La historia funcionaría exactamente igual si los protagonistas fueran de otro color. No hay una estructura social retrógrada que fuerce a los negros…

Entradas más recientes

Las memorias de Asimov

Miniatura sobre cine híbrido (o ciborg)

Miniatura sobre películas de animación

Seis aforismos y uno más

Javier Cercas: un narrador desgajado

Apuntes sobre Time Pressure, de Spider Robinson

Fernando Arrabal, director (Segunda parte)

Fernando Arrabal, director

Precuelas: el debate

Mis 20 películas de 2016